¿Necesitas ayuda?

A la hora de elegir un vino, valoramos su lugar de procedencia, la variedad de uva con la que está elaborado, su maridaje y la ocasión en la que abriremos esa botella. A veces olvidamos guardarlo en las mejores condiciones y no lo almacenamos como se debe.

La conservación del vino en casa es algo que todos deberíamos cuidar para que nuestras botellas lleguen al momento de consumo en el mejor estado posible. Si además eres de los que suelen comprar vinos para abrir en el futuro, lo que te vamos a contar a continuación te interesa especialmente.

Mantener el vino en condiciones poco apropiadas puede provocar que la experiencia a la hora de consumirlo se aleje mucho de la que podría haber sido. El vino es un alimento vivo que necesita estar en las mejores condiciones para mantenerse en el mejor estado durante el mayor tiempo posible. Por esta razón os vamos a contar cómo guardar una botella de vino en casa y cómo guardarlo una vez abierto.

Cómo guardar una botella de vino en casa

Es costumbre ir guardando vinos en nuestra casa debido a regalos, aguinaldos, compras, por lo que hay que tener claro qué vinos guardar y cuales no. Generalmente los vinos más caros y prestigiosos tienen una crianza importante de barrica, suelen ser muy intensos cuando son jóvenes y necesitan tiempo para alcanzar su esplendor, así que vamos a ir viendo sus características de almacenaje.

1. ¿Cuánto tiempo de conservación soporta mi vino?

No todos los vinos envejecen igual, por poner un ejemplo, los vinos sin crianza normalmente no mejoran con el tiempo mientras que los vinos que sí tienen crianza entre 2 y 10 años pueden seguir evolucionando. Tampoco es una ciencia cierta ya que para madurar depende del tipo de vino, la variedad de uva, su recogida, la crianza en barrica, su porcentaje de azúcar, ácido y taninos, las condiciones de conservación y de almacenaje. Cada botella tiene su ritmo de evolución y maduración.

Los vinos jóvenes se suelen beber en el año en que se cosechan.

Los vinos crianza se pueden conservar los 5 años posteriores a su embotellado.

Los vinos reserva y gran reserva pueden conservarse unos 10 ó 15 años.

2. Mantener la mejor temperatura para las botellas de vino

Es de los factores más influyentes, la temperatura del espacio en el que conservamos nuestras botellas debe estar controlada para que nuestros vinos no se echen a perder. La temperatura ideal para las botellas está alrededor de los 10 y 15 grados. Además de este número, lo que influye es la variación de las temperaturas, siempre debe ser constante.

almacenar el vino a una temperatura correcta

Lo mejor sería almacenarlas en una bodega o un trastero donde no haya sistemas de calefacción o aire acondicionado, si esto no es posible, un lugar que se debería evitar es la cocina por la gran oscilación de temperaturas. Estas variaciones llegan a ocasionar variaciones en el diámetro del cuello de la botella afectando al corcho. Puede ser el principio de una oxigenación prematura.

3. Controlar la humedad donde se conservan los vinos

Igual de importante que controlar la temperatura del lugar en el que conservamos nuestras botellas de vino, así lo es también vigilar la humedad relativa del ambiente. El lugar que elijamos ha de ser fresco y la humedad relativa debe estar entre el 70 y el 80% para que el corcho no se seque o se humedezca.

Si se seca el corcho por baja humedad, este se encogería y podría entrar aire, empezando una oxidación prematura. De lo contrario, con un exceso de humedad podrían aparecer hongos y estropear el vino. Lo mejor es tener una estación con termómetro y un higrómetro junto a las botellas para controlar todo.

Al final lo que pretendemos con estas temperaturas y humedades es replicar las condiciones climatológicas que se darían en una bodega o en las que estarían de forma natural.

4. Evitar la luz directa a la botella de vino

¿Te has preguntado alguna vez por qué las botellas de vino son oscuras y no transparentes? Otro factor que puede acelerar la degradación del vino es su exposición directa a la luz, tanto a la natural como a la luz artificial. La luz sobre las botellas puede favorecer reacciones químicas como la oxidación del vino, con la consiguiente pérdida de calidad. La luz también puede afectar negativamente al vino a través de la fotodegradación de la riboflavina. Igual ya es exagerar mucho, pero con que las guardes en un lugar oscuro y que no le entre luz directa es suficiente. Si tiene mucha luz, es mejor guardar las botellas en muebles cerrados o cajas.

El color verde se utiliza en la mayoría de botellas de vino ya que este color es capaz de neutralizar entre el 30 % y el 60 % de las radiaciones lumínicas.

5. ¿En qué posición se guardan las botellas de vino?

Otro factor de conservación del vino es la posición de almacenamiento de nuestras botellas. Colocando las botellas de forma horizontal, el vino y el corcho están en contacto permanente evitando que el corcho se seque dejando de ser hermético. Asimismo, intentaremos evitar que las botellas sufran agitaciones o movimientos bruscos, para permitir que el vino repose de forma adecuada y evolucione de la manera más natural posible.

Sin embargo, no sucede lo mismo con los vinos espumosos, cavas, champán y algún otro que deben permanecer en vertical. Esto se debe al gas carbónico, se conserva mejor y además humedece el corcho.

6. Alejar los vinos de olores intensos.

Antes hemos dicho que la cocina no era el mejor lugar para un vino y aunque era por su temperatura, el vino también debe evitar olores fuertes. Además hay que tener cuidado en los sótanos no tenerlos cerca de la chimenea, evitando cambios de temperatura y olor a quemado.El vino puede alterar su sabor y los aromas, por esto hay que protegerlos de agentes externos. Un lugar bien ventilado evitará estos olores y favorecerá las condiciones de nuestro espacio.

7. ¿Y cuando abrimos el vino?

Una vez que hemos abierto una botella de vino, si no nos la vamos a terminar, es mejor que conservemos el vino en el refrigerador. Antes, deberemos minimizar el contacto entre el vino y el aire contenido en la botella para evitar la oxidación. Para lograrlo, podemos cambiar el vino a una botella más pequeña y cerrarla bien apretando el corcho de forma firme. También podemos optar por la utilización de una bomba de vacío para extraer el aire del interior de la botella.

Descubre nuestra selección vinos con Denominación de Origen

Cómo guardar una botella abierta de vino en casa

Después de haber conservado tan bien el vino, llega la mejor parte, abrirlo y disfrutarlo. ¿Pero qué pasa si no nos acabamos la botella durante la comida o la cena? Prácticamente deberías seguir teniendo el mismo cuidado que si tuvieses la botella cerrada.

Temperatura del vino abierto

Al vino tinto le afecta más la temperatura que a los vinos blancos y rosados, por lo que una vez abierto lo ideal es que lo conserves en la nevera. Se estropea menos y conservará mejor sus propiedades.

¿Cuánto dura una botella de vino abierta?

Una vez abierta la botella, durará en condiciones óptimas uno o dos días como mucho, antes de empezar a oxidarse y que se estropee su sabor. Si la quieres conservar bien, ponle un tapón con su corcho o uno especial para extraer el oxígeno del interior de la botella.

¿En qué posición se guarda el vino abierto?

Aunque cerradas hay que conservarlas horizontalmente, una vez abiertas hay que hacerlo de forma vertical para minimizar la superficie del vino que está en contacto con el oxígeno.

Conservación del vino blanco una vez abierto

El vino blanco y el rosado son algo menos delicados que el tinto, pero podemos conservarlo como el vino tinto, evitando que se conserve a una temperatura muy alta y esté expuesto al oxígeno conseguiremos que se mantenga mejor.

Accesorios para conservar las botellas de vino

Si ves que no puedes cumplir con las temperaturas y humedades, existen neveras para vinos o cavas eléctricas que te ayudarán a mantener el vino en un ambiente adecuado. Si dispones del espacio perfecto, botelleros de madera, o de otros materiales que no conduzcan el calor, serán perfectos para mantener tus botellas en horizontal perfectamente almacenadas. Y, si lo que te preocupa es mantenerlas en perfecto estado una vez abiertas, existen bombas manuales para la extracción del oxígeno en las botellas.

nevera para vinos

Una alacena, un armario que no uses o una trampilla bajo la escalera. Si tienes una vieja chimenea condenada, instala ahí las botellas. Para almacenar las botellas encontrarás una rejillas o estantes de plástico, madera o metal para hacerte tu botellero. Puedes construirlos tú mismo o conseguir estanterías específicas.

La colección de vinos

La mejor colección de vinos tiene los vinos que a ti te gustan, no los más caros. Si compras un vino muy caro, seguro que no encontrarás la ocasión para beberlo, por lo que no lo disfrutarás. Reúne en torno a unos 20 vinos variados. No te dejes un vino dulce para sorprender en postres, ni un vino espumoso para celebraciones.

También te recomendamos que te fijes en las denominaciones de origen y la añada para tener una gran variedad. Entre tus favoritos, comprarlos en cajas de varios, no solo por su precio, sino para apreciar la variación de esas botellas con el tiempo.

El libro de bodega, lleva un seguimiento de todos tus vinos

Es tan importante saber lo que compras como saber lo que guardas. Si tienes un pequeño botellero en casa o una bodega en tu sótano, es recomendable llevar un registro de los vinos. Te recomendamos que los organices por denominaciones o por añadas, también te recomendamos que apuntes dónde compras cada vino, el precio y la añada. Recuerda tener siempre a mano los vinos jóvenes, son los que más prioridad tienen.

Hoy en día existen muchas aplicaciones en el móvil en las cuales puedes llevar un registro de los vinos que vas probando, poner su valoración o contarles al resto de usuarios cuáles han sido tus impresiones. Para muchos amantes del vino, el libro de bodega es una herramienta imprescindible, tanto si queremos repetir un pedido o recordar el vino de una ocasión especial como para no repetir aquel vino con sabor a corcho.

Esperamos que os sirvan nuestros consejos para que guardeis los vinos de la mejor forma. Aquí podeís comprar la mejor variedad de vinos online

Comentarios (0)

Producto añadido a tu Lista de Deseos

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestro sitio web. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.